Información sobre las cookies

Usamos cookies para recordar tus elecciones, mejorar la experiencia del usuario en nuestros sitios web y llevar una estadística de visitas. Puedes encontrar más información acerca del uso que hacemos de las cookies, incluyendo cómo desactivarlas, en nuestra política sobre cookies. Al utilizar nuestras páginas web, aceptas que podemos instalar estos tipos de cookies en tu dispositivo.
Teraxis

Tel: 955 310 602 - 666 220 152

Sanamos tus dolencias para que sólo te preocupes de disfrutar la vida.

Noticias

Nuestra amiga la Fascia

Fisioterapia. Publicado el 29-05-2013

A modo de adivinanza… es la causa de nuestra postura, de nuestra protección, de nuestra suspensión en el espacio, de la unidad de nuestro cuerpo… Esta estructura es la FASCIA.

La fascia es tejido muy resistente que se extiende por todo el cuerpo como una red tridimensional. Es de apariencia membranosa y conecta y envuelve todas las estructuras corporales. Aquí radica su importancia en la Fisioterapia. Es el elemento que recubre cada fibra y célula muscular (aponeurosis), cada víscera y órgano (fascia visceral), cada raíz nerviosa y el Sistema Nervioso Central (meninges) y en definitiva cada célula del organismo.

Pero esta red que todo lo cubre y envuelve, en ocasiones, sufre alteraciones en su disposición y se vuelve enmarañada y acortada, traduciendo problemas de movilidad y dolor musculoesquelético. Las Terapias Miofasciales buscan devolver la elasticidad y el correcto funcionamiento a la red fascial para que el conjunto del organismo pueda moverse con naturalidad.

Un mal hábito postural, una escoliosis, un problema de estómago, una cirugía, un estrés emocional, un accidente de tráfico… son causa frecuentes que lesionan el tejido fascial se traduce en un dolor lumbar, una tendinitis crónica, un cuadro de dolor cervical, de cefaleas… que mejorarán si se trata el tejido fascial.

Las técnicas que se usan son las denominadas técnicas fasciales, que utilizan las presiones mantenidas y la tracción para provocar cambios en los tejidos, mejorando la sintomatología del paciente. Son técnicas de efectos muy profundos, agradables y bien tolerados, en los que el terapeuta y el paciente alcanzan un máximo de comunicación corporal, pues se debe interpretar y seguir las respuestas que se inducen en las fascias.

Buscar

Categorías